WWW Search

Traducción de sitios web

Cuando tomamos la decisión de traducir un sitio web hay que tener en cuenta algunos factores para llevar a buen puerto la nueva empresa. Algunas de las primeras preguntas a las que nos enfrentamos son: ¿a qué idiomas traducimos el sitio web?, ¿por dónde empezamos?, ¿a quién nos dirigimos? Para responder a estas preguntas debemos afrontar primero las siguientes cuestiones: ¿con qué finalidad traducimos el sitio web?, ¿a quién va dirigido el sitio web, por lo tanto, la traducción?, ¿va dirigido a uno o a varios mercados internacionales?

INTERNET: CANAL COMERCIAL

Internet se ha convertido en un canal comercial imprescindible en los últimos años y va camino de convertirse en el más importante en poco tiempo. Un sitio web, en cualquiera de sus formatos (portal, tienda virtual, plataforma, …), es la herramienta que utilizamos en este canal comercial para llegar a nuestros clientes, proveedores y a quien quiera saber más sobre nosotros.

Hoy en día, es ya canal de transacciones comerciales, comunicación, divulgación, publicidad, promoción y aprendizaje, entre otros. A través de este canal, un producto o servicio puede llegar a cualquier rincón del mundo y las empresas pueden, de esta manera, multiplicar sus beneficios.

EXPERIENCIA DEL USUARIO: EN SU PROPIO IDIOMA

El inglés es la lengua franca de internet. Sin embargo, no todos los usuarios tienen conocimientos de esta lengua. Para llegar de forma adecuada a los diferentes mercados es necesario presentarse no solo en el idioma del usuario, sino también adaptarse a su cultura.

Si se trata de traducir una tienda virtual, la adaptación cultural debe ser alta ya que los usuarios prefieren comprar en su idioma nativo antes que en un segundo idioma, como el inglés. Y va más allá, no solo les da confianza comprar en su propio idioma, sino también usar expresiones y códigos culturales propios de su región. Por lo tanto, en este caso, aunque los clientes o potenciales clientes tengan conocimientos de inglés, las ventas se verán aumentadas si se presenta el producto en su propio idioma.

En el caso de una gran empresa que ofrezca productos o servicios con una carga menos personal (servicios financieros, por ejemplo) se puede optar por una versión neutra de un idioma común para dirigirse a mercados más amplios, por ejemplo, el español para España y América Latina o el inglés para Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia. Aunque existen diferencias culturales entre estos países, para los productos financieros no sería imprescindible una adaptación cultural alta en la traducción.

PROYECTOS MULTILINGÜES: GESTIÓN PROFESIONAL

En conclusión, para decidir a qué idiomas se traduce nuestro sitio web deberemos sopesar muchos factores. Si nos enfrentamos ante la traducción a un único idioma, por ejemplo, al inglés, podremos encontrar un traductor profesional para realizar el trabajo. Sin embargo, cuando vemos la necesidad de traducir el sitio web a más de un idioma, se complica la tarea de llevar a cabo el trabajo.

Un campo profesional con identidad propia es la gestión de proyectos de traducción. Es un área profesional dedicada específicamente a coordinar de manera efectiva y eficiente las tareas necesarias y los recursos disponibles para obtener un resultado profesional: la búsqueda y contratación de los traductores y expertos profesionales con los perfiles adecuados para el proyecto, el control de la calidad de las traducciones, la entrega del trabajo en la fecha establecida. 

Acerca de TraduceWeb

En Leniham y Plasencia trabaja un equipo de profesionales dispuestos a asistirte y asesorarte: traductores nativos, gestores de proyecto, diseñadores gráficos y asesores expertos en áreas específicas. Este equipo de profesionales hace posible ofrecer un servicio de calidad para las empresas y las instituciones que requieren de servicios de traducción a diferentes idiomas.

Nube de Etiquetas